México.- La existencia de un gran número de zonas arqueológicas en los alrededores de la comunidad de Cobá y por problemas en el subsuelo, obligarán a que el Tren Maya vuelva a su ruta original.

En junio pasado se había anunciado que este proyecto ferroviario tendría una disminución de 55 kilómetros y un ahorro de 5 mil 500 millones de pesos, al ir de la ciudad de Valladolid a Cobá y de ahí a Tulum, para posteriormente subir hacia Cancún; sin embargo, este trazo ya no se llevará acabo.

En entrevista, el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons, informó que en las inmediaciones de Cobá existen muchas zonas arqueológicas y hay problemas en el subsuelo, por lo que se regresará al trazo original para ir de Valladolid directamente a Cancún.

"Vamos a hacer un cambio, tenemos que regresar al trazo original de Valladolid a Cancún, antes iba de Valladolid a Tulum", reiteró.

El funcionario indicó que buscarán optimizar diversos aspectos del Tren Maya y otro tipo de ahorros para que no aumente el monto de inversión total, que es de 139 mil millones de pesos.

Jiménez Pons comentó que desde un mes empezaron a analizar esta situación por los retos que enfrentaba y apenas hace unos días se decidió realizar esta modificación.

"Antes habíamos quitado un tramo de 55 km, hay un problema antes de Cobá, cuestiones de susbsuelo y existen muchas zonas arqueológicas. Hace un mes lo analizamos y lo vamos a lanzar", dijo.

De esta forma, el tramo que se buscará licitar y construir de Izamal a Cancún tendrá una extensión aproximada de 241 kilómetros, mientras que el anterior era de 186 kilómetros de Izamal a Tulum, pasando por Cobá.