Un zoológico en Japón pretendía honrar a la recién nacida princesa británica Carlota nombrando así a una bebé mono, pero la intención fue considerada una falta de respeto a la familia real de Reino Unido y debió ofrecer sus disculpas.

El bochornoso episodio fue protagonizado por el Jardín Zoológico Natural Takasakiyama, en la prefectura de Oita, sur de Japón, que es muy popular entre los visitantes porque además pueden alimentar a los macacos salvajes que allí habitan.

Los representantes del parque se disculparon este miércoles argumentando que pusieron Carlota a un macaco hembra también recién nacida, porque así lo había decidido el público en general, reportó la agencia local de noticias Kyodo.

Según el zoológico, tradicionalmente solicita nombres para bautizar a los animales que nacen en cautiverio y en el caso de la bebé mono así lo hizo.

Refirió que Carlota -hija del príncipe Guillermo y la princesa Catalina- fue el nombre más propuesto con 59 de 853 votos, aunque también se sugirieron, pero con menos apoyo Kei (por el tenista japonés Kei Nishikori) y Elsa (personaje de la película Frozen).

El zoológico había anunciado el nombramiento después de que uno de sus empleados dio a conocer una fotografía del primer nacimiento de un animal en el parque, una saludable bebé macaco aferrándose a su madre, la mañana de este miércoles.

Sin embargo, pronto recibió un aluvión de llamadas telefónicas y mensajes de correo exigiendo una retractación y pidiendo al zoológico que imaginase lo que el pueblo japonés sentiría si un mono británico fuera nombrado como un miembro de la familia imperial de Japón. (Notimex)