Este lunes, Mark Zuckerberg ha criticado la carrera por el 5G para tener conexiones móviles cada vez más rápidas cuando “no se acaba en trabajo” de hacer llegar el Internet a todo el mundo, en donde más de la mitad del mundo sigue sin acceso.

El fundador de Facebook ha incidido en su voluntad de conectar a todos los habitantes del planeta, y ha reprochado que el 5G supone dar una conexión más rápida "a los ricos" mientras 4.000 millones de personas están fuera del alcance de la Red.

También mencionó que este año quiere ofrecer Internet por satélite en África, y reformulará su actividad en la India dirigiéndola a reducir costes de nuevas infraestructuras para ampliar cobertura y rebajar costes de acceso para los consumidores, después de que su programa Free Basics haya sido clausurado por el gobierno por considerarlo contrario a la libre competencia: "Cada país es diferente, y lo que funciona en un lugar no funciona en otro".